EDINBURG: Estudio dice que uno de dos trabajadores de la construcción son indocumentados - El Nuevo Heraldo: El Valle

default avatar
Welcome to the site! Login or Registrate below.
|
No te?||
Logout|Mi panel
Don't Miss:

EDINBURG: Estudio dice que uno de dos trabajadores de la construcción son indocumentados

Print
Font Size:
Default font size
Larger font size

Posted: Friday, February 22, 2013 10:17 am

A medida que el tema sobre inmigración se debate en Washington, D.C., varias organizaciones de defensa a los inmigrantes en Texas están exigiendo una reforma integral apoyados por nuevos datos sobre el número de trabajadores indocumentados en la industria de la construcción del estado.

Héctor Guzmán López, coordinador de Fuerza del Valle señaló que el miércoles se dio a conocer el estudio “Construir un Mejor País: Un Caso para la Reforma Integral de Inmigración” realizado por El Proyecto de Defensa Laboral y la División de Participación de la Comunidad y Diversidad de la Universidad de Texas en Austin, donde se revela el impacto de la actual política de inmigración en los trabajadores de la construcción en Texas.

“Este estudio indica que uno de dos trabajadores en la industria de la construcción no tiene documentos, hablamos de casi un millón de trabajadores, por lo que la mitad de ellos son indocumentados, y sin ellos Texas no se puede construir”, dijo Guzmán.

El coordinador se encontraba este jueves afuera de la oficina del Congresista Rubén Hinojosa, junto con un grupo de integrantes del Centro de Trabajadores Fuerza del Valle, La Unión del Pueblo Entero (LUPE), y South Texas Civil Rights Project, para pedir su apoyo en este tema.

La reforma migratoria serviría para que las empresas hagan las cosas bien al contratar a sus empleados y exista una plena competitividad y no haya trabajos malos o peores que otros.

Para Martha Sánchez, líder de LUPE, la reforma migratoria hasta ahora ha hablado sobre dar preferencia a los dreamers (soñadores) por medio de la Acción Diferida, y a los campesinos que han luchado muchos años en el país.

Ante este panorama, los trabajadores de la construcción están en desventaja, pues de acuerdo a los activistas les sería muy compleja la comprobación de empleos por el hecho de ser jornaleros, situación similar a la de los trabajadores domésticos.

“Aquí es donde entran nuestros congresistas, quienes tienen que abordar este tema para que no se quede afuera esta gente (de la construcción) tan importante para la economía de Texas”, dijo Sánchez.

Los activistas en su protesta pidieron a los congresistas que se unan a las organizaciones populares y a los centros o sindicatos que abogan por los trabajadores para que conozcan esta realidad.

Dijeron que Texas es el peor estado para los trabajadores de la construcción y también en donde mueren más trabajadores que en cualquier otro estado.

Los líderes comunitarios están exigiendo a los legisladores que aprueben una legislación que otorgue a los trabajadores de la construcción 15 minutos cada cuatro horas para tomar agua y descansar.

“No hay ninguna ley que los proteja de estos abusos”, dijo.

También el estudio presenta estrategias para la reforma migratoria que generaría resultados positivos para los trabajadores, empresas, y los contribuyentes.

El proyecto de defensa a los trabajadores de la construcción también es apoyado por organizaciones de El Paso, Houston, San Antonio, Dallas y Austin.

© 2019 El Nuevo Heraldo. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Follow us on Facebook