‘Es reparable’ - El Nuevo Heraldo: El Valle

‘Es reparable’

Por Steve Clark Redacción | Posted: Sunday, September 8, 2019 8:50 pm

Voluntarios del Team Brownsville cruzan a Matamoros los siete días de la semana para alimentar a cientos de migrantes varados allí, en su mayoría centroamericanos que buscan asilo en Estados Unidos, incluidas varias familias con niños pequeños, los más afortunados con tiendas de campaña.

El 4 de septiembre, el grupo de voluntarios que cruzó el Puente Internacional Gateway para servir la cena tuvo una compañía famosa. El autor John Grisham y su esposa, Renee, acompañaron a los voluntarios para examinar la situación de los migrantes y ayudar a servir frijoles, arroz y bolillos en platos de papel.

El representante estadounidense Filemón Vela, D-Brownsville también llegó, al igual que Dorothy McAuliffe, esposa del ex gobernador de Virginia Terry McAuliffe y asesor de políticas nacionales para Share Our Strength, una organización sin fines de lucro con sede en Washington D.C., fundada en 1984, cuya misión principal es terminar con el hambre infantil en los

Estados Unidos a través de su campaña No Kid Hungry.

“Terry fue elegido en 2013”, dijo. “Trabajamos en el terreno de Virginia. Nos ayudaron a liderar nuestro esfuerzo estatal en la lucha contra el hambre infantil”.

McAuliffe dijo que era su primer viaje al Valle del Río Grande, aunque ha estado siguiendo la situación fronteriza.

“Realmente desde el verano pasado, cuando entró en vigencia la política de separación de padres e hijos, ha sido difícil dormir por la noche como padres, pensando en lo que nuestras políticas gubernamentales le están haciendo a las familias aquí”, dijo. “Estoy feliz de estar aquí y aprender de primera mano y ser testigo para poder contar la historia a otros”.

El equipo de Share Our Strength incluyó a Billy Shore, fundador y presidente ejecutivo, y Chuck Scofield, vicepresidente ejecutivo del grupo.

“Hemos estado trabajando en los 50 estados, pero Texas es una prioridad para nosotros”, dijo Scofield. “Hemos estado apoyando una variedad de esfuerzos aquí enfocados en alimentar a los niños. Hemos estado trabajando con Team Brownsville y tratando de evaluar cuáles son las necesidades actuales y las formas en que podemos ayudar”.

Parte de esto implica traer a personas interesadas de todo el país para conocer la situación en el terreno “para que podamos amplificar tanto los desafíos como las soluciones y trabajar juntos en eso”, dijo.

Shore dijo que Share Our Strength ha estado en Matamoros con Team Brownsville varias veces, y que aumentar la conciencia está destinado a generar apoyo de tipo específico, como el respaldo financiero para los servicios legales para migrantes, además de la ayuda humanitaria.

“Hemos descubierto que mucha gente de D.C., Boston, Nueva York, tenemos muchos partidarios de la costa este, simplemente nunca han estado en la frontera y realmente no entienden la complejidad de los problemas aquí”, dijo. “No puedo decir que lo entiendo todo tampoco. Todavía estamos aprendiendo”.

Shore dijo que el nombre de su organización se basa en la idea de que todos tienen algo que dar.

“ Nuestro trabajo principal siempre ha sido alrededor de los niños, particularmente alrededor de las comidas escolares para niños, y hacemos mucho en Texas, asegurándonos de que los niños estén inscritos en los programas de desayuno escolar, programas de comidas de verano, ese tipo de cosas”, dijo. “Pero lo que ha estado sucediendo en la frontera ha sido tan convincente que pensamos que también deberíamos involucrarnos en eso. Es trágico ver a las personas lastimadas de esta manera, y mucho de eso se siente innecesario”.

El 4 de septiembre, miembros de Share Our Strength llevaron carros cargados con lonas y refrigerios para aumentar la cena que un grupo de una iglesia proporcionaría ese día en Matamoros, con la ayuda financiera de Share Our Strength. Team Brownsville proporciona las comidas a través de donaciones y voluntarios todos los días de la semana, excepto los miércoles.

Miles de migrantes que hicieron el arriesgado viaje desde sus países de origen a través de México hasta la frontera de Estados Unidos con la esperanza de solicitar asilo, están atrapados en ciudades como Matamoros como resultado del nuevo programa estadounidense “permanecer en México”, oficialmente “Protocolos de Protección al Migrante”, que devuelve a los migrantes a México para esperar su audiencia inicial de asilo en lugar de dejarlos quedarse en Estados Unidos.

En Matamoros, los migrantes son un blanco fácil para el secuestro y la extorsión por parte de los cárteles a diario, dijo el pastor de Brownsville, Mark Redwine, quien dirigió a los migrantes a cantar antes de la cena.

“ Esto es como un carrito de compras para ellos, los cárteles”, dijo. “Nunca hemos hecho esto como nación. Vi a dos mujeres que estaban amamantando. Tienen niños tan pequeños. Viven aquí en las calles. Ese es el costo humano. Me rompe el corazón ver gente con bebés durmiendo en la calle sin nada. No debería ser así. Uno de los problemas es que la gente no lo cree cuando se lo dices”.

Mirando los extensos campamentos de tiendas y los cientos de hombres, mujeres y niños en fila para comer, Redwine notó que “este es el lado humano”.

“ Todo lo demás son números y cabezas parlantes”, dijo. “Lo que tenemos aquí es la realidad”.

El cofundador de Team Brownsville, Sergio Cordova, dijo que la ley de permanecer en México debe cambiar.

“ Está causando mucho daño y está haciendo que la gente esté desesperada, todas estas personas están en peligro”, dijo.

Team Brownsville inició en julio de 2018 con un doble propósito: ayudar a los solicitantes de asilo liberados del lado estadounidense “sin un centavo en el bolsillo”, y también alimentar a los cientos de varados en Matamoros, dijo Cordova. El grupo normalmente tiene de 10 a 15 voluntarios diariamente, pero siempre puede usar a más personas y más donaciones, dijo.

“ Cuando alimentas a 500 personas al día, nunca puedes tener suficiente”, dijo Cordova. “Y manos, alguien para cocinar físicamente las comidas. No sé si alguna vez has preparado una comida para 500 personas, pero intenta hacerlo día tras día durante más de un año”.

McAuliffe, la ex primera dama de Virginia, es amiga de los Grishams, lo que llevó a su participación en Share Our Strength y la campaña No Kid Hungry. Renee Grisham, entrevistada con su esposo mientras esperaban para servir comida, está en la directiva de No Kid Hungry.

“ Es asegurarse de que los niños reciban tres comidas al día en la escuela para que estén listos para recibir la educación que queremos”, dijo. “Las estadísticas han demostrado que las calificaciones suben, los problemas de comportamiento disminuyen. Es un ganar-ganar para todos”.

John Grisham dijo que él y su esposa estaban cenando con Shore hace unos meses cuando supieron que Share Our Strength también estaba involucrado en la frontera.

“ Hemos estado observando desde lejos durante años”, dijo Grisham. “Una conversación condujo a otra. No sabíamos que Billy estaba activo aquí (con No Kid Hungry, Share Our Strength). Dijimos que nos gustaría ir a verlo, así que aquí estamos”.

Describió la situación de los migrantes como sorprendente, abrumadora y una “desgracia nacional” para Estados Unidos, que Grisham dijo que debería “apegarse a la Constitución” en la forma en que maneja a los solicitantes de asilo, “obedecer la ley y adoptar una política de inmigración sensata”.

“ Trabajamos un poco con (el huracán) Katrina”, dijo. “He trabajado un poco en Brasil, así que he visto las ciudades de tiendas de campaña y las largas filas de personas sin hogar. He visto eso en Washington, D.C., nunca te acostumbras, pero piensas que debería haber una solución. Deberíamos ser lo suficientemente inteligentes como para solucionar este problema. Es reparable”.

Amy Zganjar, vicepresidenta senior de desarrollo de Share Our Strength, dijo que su grupo ha quedado desconcertado por la dedicación de Team Brownsville y otros a nivel local para ayudar a los varados en Matamoros.

“ Nos sorprende la forma en que todos trabajan aquí y cuánto les importa”, dijo. “Lo hacen todos los días, están cansados ​​ y necesitan que alguien los escuche y necesitan saber que la gente se preocupa y que las personas están interesadas en ayudar”.

Team Brownsville tiene una campaña en línea de GoFundMe y un “botón de donación” en el sitio web TeamBrownsville.org para aquellos que desean donar dinero. Cualquier persona que quiera ser voluntario, lo que Cordova recomienda encarecidamente, también puede registrarse en el sitio web.

“ Únete a nosotros”, dijo. “Cambiará tu vida más de lo que cambia la suya. Te lo prometo”.