BROWNSVILLE: Llevan caso Rubio a corte de apelaciones - El Nuevo Heraldo: Editorial

default avatar
Welcome to the site! Login or Registrate below.
|
No te?||
Logout|Mi panel
Don't Miss:

BROWNSVILLE: Llevan caso Rubio a corte de apelaciones

Print
Font Size:
Default font size
Larger font size

Posted: Tuesday, January 10, 2012 12:00 am

El día de hoy se presentarán los argumentos verbales en la apelación del infanticida convicto John Allen Rubio.

Los abogados que representan a Rubio y al estado de Texas comparecerán ante la Corte de Apelaciones Criminales de Texas en Austin para declarar sus argumentos individuales.

La fiscalía, representado por los Asistentes del Procurador de Distrito del Condado Cameron L.J. Rabb y Michael Block, argumentará por qué se debe cumplir la condena del jurado de asesinato capital de Rubio en el 2010.

El abogado William L. Hubbard de McAllen, y David A. Schulman de Austin, que están representando a Rubio, argumentarán por qué su condena por los cargos de asesinato capital debe ser anulada.

Un jurado del Condado Hidalgo condenó a Rubio en julio de 2010 de cuatro cargos de asesinato capital por los asesinatos de los tres hijos de su esposa por ley común, Julissa Quesada, de 3 años, John Esteban Rubio, de 14 meses, y Mary Jane Rubio, de 2 meses de edad, en agosto de 2003. Rubio es el padre biológico de uno de los niños.

Los niños fueron asfixiados, apuñalados y mutilados, de acuerdo con los investigadores de la policía de Brownsville. Sus cuerpos decapitados fueron metidos en bolsas de basura encontradas cerca de la puerta de una recámara.

Esta no es la primera vez que los abogados han tratado de anular la condena de asesinato capital de Rubio. En su condena inicial en noviembre de 2003, en los mismos cargos, su condena fue anulada, otorgándole de esta manera un nuevo juicio que se llevó a cabo en julio de 2010.

Rubio, de 31 años de edad, de Brownsville, el acusado en el caso, no estará en la audiencia de apelación el día de hoy. Sigue en la crujía de la muerte en la Unidad Allan B. Polunsky en Livingston, Texas.

Rubio se declaró no culpable por razón de demencia en su juicio de julio 2010. De acuerdo con una confesión que Rubio hizo a la policía, admitió haber matado a sus hijos porque creía que había una presencia maligna en ellos. Hasta le preguntó a uno de los primeros oficiales en llegar al lugar de los hechos que lo pusiera bajo arresto, de acuerdo con la declaración del oficial.

Rubio recibió la pena capital y por causa de esta sentencia su caso recibió una apelación automática.

Aún cuando los asesinatos sucedieron en el Condado Cameron, el juicio de asesinato capital fue transferido al Condado Hidalgo debido a extensa publicidad. El caso fue escuchado ante el 370avo Juez Estatal de Distrito Noé González.

Durante los argumentos orales el día de hoy, los abogados de ambas partes tendrán 20 minutos para argumentar su caso ante los nueve jueces en la corte superior. Después de eso se desconoce cuánto tanto tiempo será antes de que la Corte de Apelaciones Criminales expida su opinión, dijeron los oficiales.

Aún cuando Rubio fue condenado primero por los asesinatos en noviembre de 2003, su condena fue anulada en septiembre de 2007, otorgándole de esta manera un nuevo juicio. La corte de apelaciones citó el uso por parte de la fiscalía del testimonio videograbado de su esposa por ley común, Angela Camacho, durante el juicio de Rubio.

Camacho, quien se negó a testificar en el juicio de Rubio, no tenía un abogado presente cuando dio su testimonio videograbado a la policía. También, los abogados defensores de Rubio reclaman que estaban en desventaja porque no pudieron desafiar el testimonio videograbado.

Camacho, de 32 años de edad, se declaró culpable de tres cargos de asesinato capital en julio de 2005 en las muertes de sus hijos. Las autoridades dijeron que Camacho le dio a Rubio el cuchillo que él utilizó para decapitar a los niños. Ella también fue acusada de sostener a los niños mientras los mataban. Ella está sirviendo tres sentencias de cadena perpetua en la Unidad Christina Melton Crain en Gatesville.

© 2015 El Nuevo Heraldo. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Follow us on Facebook